“Contrato de uso del IPhone” de una madre a su hijo de 13 años

Quiero compartir este excelente “contrato de uso del Iphone”, hecho por una  madre a su hijo. Yo le hice firmar a mi hijo Nico, en estas navidades, el mismo contrato, porque me pareció un acto de amor, de cuidado, de dedicación y sobre todo, de educación. Como siempre digo, no hace falta ser expertos en tecnología  para hablar con nuestros hijos de ello. No se olviden, que uno es el mayor y el hijo es el menor. Nosotros somos los padres, y ellos son los hijos. Las experiencias vividas, se las tenemos que transmitir los adultos. Prevenir de los peligros, y educarlos sanamente.

Si pueden hacerles el “contrato de uso de tecnología” a sus hijos, háganlo. Ellos se los van a agradecer. Es poner límites, y es lo que los chicos piden a gritos hoy en día, de sus padres; pero siempre hay que pensar y revisar cómo se ponen esos límites. Si son gritando, imponiendo, y metiendo miedo, es la forma en la que NO SERAN ACEPTADOS. Si el límite, en cambio, es con amor, firmeza, y sobre todo, creatividad (que es lo que piden y demandan), será la mejor acción que el niño/adolescente reciba en su vida!!!!

Janell Burly Hofmann, colaboradora del ‘Huffington Post‘, publicó en su propia sección, un ‘contrato’ que ella misma redactó, en donde establece las condiciones de uso del iPhone, que regaló a su hijo de 13 años, en Navidad.

En el artículo, que reproduce una carta escrita a su hijo Gregory, la periodista dice que el adolescente es responsable y por eso merece ese regalo, pero dice ‘con la aceptación de este presente vienen reglas y regulaciones‘.

Janell Burly Hofmann le pide a su hijo leer cuidadosamente el ‘contrato‘ y entender que su deber, como madre, es criarlo para que se convierta en un hombre saludable y con un buen desarrollo, que pueda funcionar en el mundo y coexistir con la tecnología; no ser gobernado por ella.

En su carta, la periodista le advierte a su hijo Gregory, que si no cumple con los términos del ‘contrato‘, le será retirado el iPhone. Aunque también agrega: ‘Te amo locamente y espero compartir varios millones de mensajes de texto contigo en los días venideros‘.

Y este es el contrato íntegro que la periodista Janell Burly Hofmann publicó en el Huffington Post, para que su hijo pueda poseer el iPhone, que recibió como regalo de Navidad.

1.    Este es mi iPhone. Yo lo compré. Yo lo pago. Yo te lo estoy prestando. ¿No soy la mejor?
2.    Yo siempre conoceré la contraseña.
3.    Si suena, contéstalo. Es un teléfono. Di hola, utiliza tus modales. Nunca ignores una llamada si la pantalla dice ‘Mamá’ o ‘Papá’. Nunca jamás.
4.    Entrégale el teléfono a uno de tus padres puntualmente a las 7:30 p.m. cada noche de escuela, y cada noche de fin de semana a las 9:00 p.m. Será apagado durante la noche y prendido a las 7:30 a.m. Si no se hace una llamada a alguien a través de una línea terrestre, donde los padres contestan, entonces no hables ni envíes textos. Escucha esos instintos y respeta a otras familias como nosotros querríamos ser respetados.
5.    No va a la escuela contigo. Mantén conversaciones con las personas a las que envías textos, en persona. Esa es una habilidad en la vida. *Mediodías, viajes de campo y actividades extraescolares requieren consideración especial.
6.    Si se cae al escusado, golpea en el suelo, o se desvanece en el aire, tú serás responsable del costo de reemplazo o reparación. Corta algún césped, trabaja como niñero, ahorra algún dinero de tus cumpleaños. Ocurrirá, debes estar preparado.
7.    No uses esta tecnología para mentir, embaucar o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean hirientes para otros. Sé un buen amigo primero o quédate afuera del fuego cruzado.
8.    No envíes textos o correos electrónicos, ni digas nada a través de este dispositivo, que no dirías en persona.
9.    No envíes textos, correos electrónicos, o digas nada a alguien, que no le dirías en voz alta frente a sus padres. Censúrate.
10.    Sin pornografia. Busca en la red sólo información que tú compartirías abiertamente conmigo. Si tienes alguna pregunta sobre algo, pregúntale a una persona (de preferencia a mí o a tu padre).
11.    Apágalo, siléncialo, guárdalo en público. Especialmente en un restaurante, en el cine, o mientras hablas con otro ser humano. Tú no eres una persona grosera, no dejes que el iPhone cambie eso.
12.     No envíes o recibas fotografías de tus partes privadas o las partes privadas de alguien más. No te rías. Algún día estarás tentado a hacer esto, a pesar de tu inteligencia. Es riesgoso y podría arruinar tu vida adolescente, universitaria y adulta. Siempre es una mala idea. El ciberespacio es vasto y más poderoso que tú. Y es muy difícil hacer desaparecer algo de esta magnitud (incluída una mala reputación).
13.    No tomes millones de fotos y videos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Estarán guardadas en tu memoria para la eternidad.
14.    Deja tu teléfono en casa algunas veces y siéntete seguro con esa decisión. El teléfono no está vivo, ni es una extensión de tu persona. Aprende a vivir sin él. Debes ser más grande y más poderoso que “FOMO” (Fear Of Missing Out -en español- miedo a perderse algo).
15.    Baja música que sea nueva o clásica o diferente a millones de compañeros que escuchan exactamente las mismas cosas. Tu generación tiene acceso a la música como nunca antes en la historia. Toma ventaja de ese regalo. Expande tus horizontes.
16.    Juega algún juego con palabras o rompecabezas de vez en cuando.
17.    Mantén tus ojos al frente. Observa mientras el mundo ocurre alrededor de ti. Ve a través de la ventana. Escucha a los pájaros. Camina. Habla con algún extraño. Imagina sin googlear.
18.    Te vas a confundir. Yo te voy a quitar el celular. Nos sentaremos a hablar sobre eso. Y vamos a empezar todo otra vez. Tú y yo, estaremos siempre aprendiendo. Yo estoy en tu equipo. Nosotros estamos en esto juntos.

Con 18 puntos termina el contrato que le esscribó a su hijo Gregory, y que publicó el sitio de internet ‘Huffington Post’.

La escritora agrega, ‘espero que puedas aceptar estos términos’. La mayoría de las lecciones enlistadas aquí, no sólo aplican a tu iPhone, sino a tu vida. Estás creciendo en un mundo que cambia rápida y constantemente. Es excitante e incitante. Mantén las cosas simples siempre que puedas. ‘Confía en tu mente poderosa y enorme corazón sobre cualquier máquina. Te amo. Espero que disfrutes tu fantástico nuevo iPhone‘.

Vía |  http://noticierostelevisa.esmas.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: