La estrategia o metodología de desarrollo no te ofrece una solución

Hace un tiempo me expusieron un caso de un proyecto que se desarrolló siguiendo un enfoque iterativo incremental con ciclos cortos de menos de un mes de duración, en el que se obtuvo un producto cuyo resultado final dejaba mucho que desear.

¿Pero no es así como recomiendas que se desarrolle? Lo que sí digo siempre es que es la estrategia que mejor se adapta a la realidad de los proyectos de desarrollo de software pero que después cada proyecto es un mundo y sus necesidades o contexto pueden recomendar otras estrategias.

Sin embargo el proyecto no salió bien porque aplicar un desarrollo iterativo incremental sino porque se cayeron en algunos errores que se arrastraron hasta el final:

– Mala elección de la arquitectura del sistema.

– Se desarrollaban historias de usuario que no estaban lo suficientemente consolidadas, lo que hacía que su desarrollo tuviera menos intención y se requirieran más iteraciones de la cuenta en cerrarlas.

– En lugar de rehacer completamente módulos o funcionalidades cuyo funcionamiento se descartó, se trató de solucionar parcheándolas, lo que no daba la suficiente libertad para desarrollar la solución que pudiera satisfacer de manera efectiva las expectativas de los usuarios y por otro lado incrementaba la deuda técnica porque los desarrollos no eran limpios.

– En lugar de dedicar el esfuerzo en resolver los problemas principales del sistema se repartía desarrollando nuevas funcionalidades, lo que implicaba que muchos de ellos no terminaban de corregirse nunca (porque además en los nuevos desarrollos aparecían nuevas contingencias).

La mayoría (o todos) de estos problemas se hubieran dado igualmente en un enfoque clásico, es más, pienso que el resultado final hubiera sido peor porque en este caso, por lo menos, gracias al feedback se pudo ir desarrollando un producto que se aproximase a las expectativas del usuario.

Lo que vengo a exponer en este artículo es que realmente una estrategia o metodología de desarrollo no te ofrece una solución, solo te indica una manera de hacer las cosas, después las decisiones que se adopten, la actitud y la aptitud de las diferentes personas que participan y el contexto del propio proyecto son las que permiten obtener unos resultados mejores o peores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: